FANDOM


PELÍCULA “EL 8 DÍA”

 

El protagonista da inicio mencionando que al principio todo era música, la película describe como se fue formando el universo a partir de la creación, donde se refiere a que en el primer día Dios hizo el Sol, después la tierra, el SEGUNDO día hizo el mar, el TERCER día hizo los discos, mientras se va describiendo esta parte el protagonista hace referencia a que no sabe dónde nació,  el CUARTO día hizo la Televisión, el quinto día hizo el pasto. El protagonista mientras narra se observa muy sensible y emotivo, disfruta de la naturaleza,  el sexto día hizo a los hombres, identificando que los hay de diversas formas. El séptimo día se hizo el descanso y finalmente el protagonista que es una persona con síndrome de down indica que el OCTAVO DÍA lo hizo a él (GEORGES) Y vio que era lindo.

En la película se muestra que Daniel Auteuil es un ejecutivo de ventas que, además de estar absorbido y agotado por su trabajo, se encuentra en un proceso de  separación de su mujer, que se ha quedado con los hijos de ambos.

Hacen parte de una institución especializada quienes son jóvenes con síndrome de Down. Georges olvida que a él nadie vendrá a buscarle, y, a pesar de la advertencia de uno de los celadores, sale a la carretera, con su maleta, para ir a ver a su madre. Al mismo tiempo, Harry, el ejecutivo, camino de su solitario apartamento, en automóvil, encontrará a Georges, ya de noche, perdido en la carretera bajo la lluvia. Y aquí comienza una relación entre los dos, que constituirá la historia y contenido de la película.

La historia de la película se enfoca en las relaciones y vínculos formados a partir de amigos y familiares. Una historia de amor de amistad, generosidad y desamparo. Duquenne realmente tiene síndrome de Down. Van Dormael ha querido mostrar, en una sencilla historia, la singularidad del hecho de tener esa enfermedad, las diferencias. De ahí ese encuentro y choque entre dos mundos: el de Harry y el de Georges. El mundo de Harry, el del alto ejecutivo de ventas, se supone que es el del orden, el de lo razonable; se supone que Harry es el integrado en la sociedad, el fuerte que puede ayudar al desvalido huérfano con síndrome de Down.

Georges, pues, ama sin prudencia humana, sin límites, y el que, por eso, sabrá ayudar en lo más hondo a Harry, que no se compromete, no se arriesga del todo, limitado por la sociedad que le esclaviza, por la norma civilizada, por su reducido mundo, que le hace perderse como persona, y perder a su familia. Georges vive el hoy, se entrega a todo, y así su mundo es universalmente abierto, libre.

Harry ha convertido el trabajo de la persona, en condena, en producto de robot; encerrado entre los muros de sus siete días, no ve más realidad que la de vender y exigir, no sabe dar. El encuentro con Georges supone entrar en el octavo día, en el que el amor es lo primero, y por eso la verdad, y la libertad, y no hay atadura de tiempo ni son muros las normas y los días. El encuentro con Georges lleva a Harry a tener que ocuparse de alguien, a amar, a ser libre, dueño del tiempo y no esclavo de él; le hace capaz de vivir.

El Octavo día se convierte en la clave de la felicidad y el reencuentro consigo mismo, gracias a la acción y actitud del protagonista.

El joven con síndrome de Down es el Fuerte pero a la vez débil, por su naturaleza no puede sobrevivir sin alguien a su lado a quien querer. De ahí que la pareja que forman Georges-Harry sea la verdadera significación de esta película. Esa solidaridad que fortalece sus debilidades distintas.

Así que El octavo día no es sólo una película sobre personas con síndrome de Down, va más allá; va tan allá cómo va el amor, y nuestra necesidad de él. El Octavo día es la expresión más sincera del amor. Georges es más que un símbolo, es el mundo que nos falta, o que menospreciamos y desconocemos; y está a nuestro lado, tendiéndonos continuamente la mano, como un pordiosero que enriquece.

Harry ha sabido actuar en la película como parece que sería lo adecuado en la vida real, ante un imprevisible Georges, ante las inesperadas exigencias del amor, ante la necesidad del otro que desbarata el preconcebido y propio plan. Auteuil ha actuado al ritmo de la espontaneidad de Georges, libre, hasta ser capaz de reaccionar bien ante lo inesperado, de modo que se establece un equilibrio, una armonía solidaria, una justicia, entre los ejecutivos de ventas y las personas con síndrome de Down; una unidad formada por estas dos caras de la moneda-hombre. En la película es Georges quien salva a Harry, le hace nuevo, bien que hasta cierto punto, pues lo que aún queda en él de viejo ejecutivo de ventas le incapacita para salvar a Georges. O bien, mirado desde un ángulo más optimista y profundo, Georges sobrevive en la nueva vida que inicia Harry.

Esta película despierta el interés por los otros seres humanos, sería cruel pensar que la vocación o el destino de los diferentes sea siempre morir, de soledad, o de abandono. Y, menos, el suicidio.

El octavo día es una comedia, sentimental, dramática, lúdica, cómica, en la que hay un amplio despliegue de fantasía y sueño, en donde se expresan bien los hondos matices del alma humana, de su capacidad de ternura, su anhelo de felicidad, sin caer ni en el exceso didáctico ni en lo ridículo; la risa es un buen elemento distanciador y compensador. Ni Harry es un monstruo gigante del egoísmo ni Georges es un desharrapado huerfanito de Dickens. Harry es un prototipo del tristemente normal hombre de hoy; y Georges es como muchos otros diferentes. El desastre familiar de Harry y su trabajo excesivo y obsesivo también son normales; como normal es la desgracia de Georges.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.